La cirugía robótica ha llegado para quedarse: 79 operaciones

Ical - martes, 1 de enero de 2019
La cirugía robótica ha llegado para quedarse: 79 operaciones
Los cuatro robots Da Vinci revolucionan el panorama quirúrgico en Sacyl, tras una inversión de 7,3 millones de euros. 79 de las 250 intervenciones efectuadas en estos seis meses en Castilla y León han tenido lugar en el Hospital Río Hortega

La incorporación de la cirugía robótica a la cartera de Sacyl ha supuesto en tan sólo seis meses una revolución en el ámbito quirúrgico de Castilla y León que se mide en 250 operaciones desde la primavera, y con la incorporación ya de cuatro servicios en los hospitales que disponen de esta tecnología: el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid; el Complejo Asistencial de León, el Clínico de Salamanca y el Universitario de Burgos. Aunque los primeros pasos se dieron en el ámbito de los servicios de Urología de estos centros, el robot Da Vinci ha llegado ya a los servicios de Cirugía General del Aparato Digestivo, Cirugía Torácica y de Ginecología. Tras una inversión de 7,3 millones de euros, la apuesta de Sacyl da sus frutos y aspira a más, según informan a Ical fuentes de la Consejería de Sanidad.

Se trata una tecnología de última generación de la que disponen muy pocos centros en España, y que Castilla y León lidera por ser la Comunidad Autónoma con mayor número de todo el país, con lo que ello implica para los pacientes: cirugía mínimamente invasiva; mayor precisión; menor sangrado y menos posibilidades de infección, así como menor tiempo de ingreso por la más pronta recuperación de los pacientes.

Aunque no desplazará a la cirugía en abierto, ni a la laparoscópica, sobre todo en algunas especialidades, lo cierto es que la previsión es que esta tecnología se generalice con el tiempo en aquellos campos para los que está indicada, pues en otros las ventajas no son equiparables. En principio, el Da Vinci se usa en uroglogía, ginecología, cirugía general y torácica, en cirugía pediátrica, en algunos casos en neurocirugía y también en otorrinolaringología.

Hasta la fecha, la mayoría de las intervenciones realizadas por los profesionales de Sacyl se concentran en los servicios de urología, con el 62 por ciento de las cirugías, un total de 153, seguidos por ginecología, con 40; cirugía general, con 33, y torácica, con 246. En la evolución por centros, donde influye la fecha en la que se estrenó el sistema, el que acumula mayor cifra de intervenciones es el Río Hortega, con 79 procedimientos, tras el Hospital de León, con 76; el de Salamanca, con 52, y el HUBU, con 39.

Tecnología para operar soldados

Esta tecnología se creó a finales de los años 90 para operar a distancia a soldados de Estados Unidos en la Guerra del Golfo. Implica cambios radicales. Por ejemplo, en cirugía prostática, donde el paciente pasa de estar ingresado una semana a dos días; la cantidad de calmantes que necesita es menor y la recuperación más rápida. La base de su éxito es la capacidad de repetir tareas con precisión y reproductibilidad. Con el robot, el cirujano opera sentado y maneja virtualmente unas pinzas; la visión es en tres dimensiones, con un aumento de hasta diez veces, y los movimientos de las manos del médico se traducen en impulsos que se transmiten a los brazos del robot y llegan a zonas de difícil acceso. Permite movimientos intuitivos, filtrado del temblor, mayor libertad al reproducir los movimientos de la muñeca humana.

Para utilizar el robot es necesaria formación teórica y práctica, que pasa por cursos online, visitas a hospitales que usan esta tecnología, así como formación que se realiza en Estrasburgo, donde se opera en cerdos para comprobar si el cirujano cuenta con la destreza para poder intervenir a un paciente. Para dar el salto al Da Vinci, el profesional debe contar con suficiente experiencia en cirugía laparoscópica, el paso previo.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD